miércoles, 23 de marzo de 2011

EL RUÍDO DE UN PREMIO AL CAER


EL NACIONAL - Martes 22 de Marzo de 2011 Cultura/3
GALARDÓN El colombiano Juan Gabriel Vásquez ganó el Alfaguara
"No pretendo reivindicar posiciones políticas sobre la droga"
El ruido de las cosas al caer narra la caza del hipopótamo sobreviviente del zoológico de Pablo Escobar
MICHELLE ROCHE RODRÍGUEZ

Cuando en el año 2009 mataron a tiros al último que quedaba de los 30 hipopótamos que tenía Pablo Escovar en su increíble zoológico, Juan Gabriel Vásquez sintió que se cerraba un capítulo de su vida. El autor colombiano había abandonado su país a mediados de la década de los años noventa y, a pesar de que tenía 10 años en España, volvió a sentir lo mismo que cuando era un niño y vivía en Bogotá: miedo.

Como la Venezuela actual, la Colombia de los años ochenta era un país donde la tasa criminal crecía exponencialmente y las personas sólo tenían la certeza de que habían perdido el control de sus vidas. La sensación de indefensión, de que si se salía a la calle quizá no se volvería más a ella era algo cotidiano. Ese temor constante hizo mella en la vida de Vásquez y permaneció en su memoria junto a la anécdota juvenil de un hombre que lloraba mientras oía versos a través de unos audífonos. A la pregunta de qué poema oía aquel señor, el escritor unió otra sobre el significado del miedo. De ambas nació El ruido de las cosas al caer, que obtuvo el Premio Alfaguara de Novela en su XIV edición.

"No hemos dado con la respuesta de qué fue lo que pasó en esos años y me parece que eso se debe a que no hemos hecho las preguntas correctas", dice Vásquez al referirse a la violencia, el tema detrás de la metáfora intimista (relacionada con el terror) que representa El ruido de las cosas al caer.

Hipopótamos y caídas. La historia comienza con la fuga y posterior caza del hipopótamo, hecho que echa a andar los mecanismos de la memoria de Antonio Yammara, quien relata los hechos en primera persona en la novela. En 1995, Yammara conoce al piloto Ricardo Laverde, que ha pasado 20 años en la cárcel y con quien establece una estrecha amistad que raya en la obsesión.

El significado literal del título, El ruido de las cosas al caer, tiene que ver con la cantidad de aviones que se precipitan al vacío, pero también alude a las caídas y las faltas individuales, familiares y sociales.

"No pretendo reivindicar posiciones sociológicas ni políticas sobre la droga. Sólo quería explorar en qué momento se cayó Colombia, cuándo fue que un país pacífico se convirtió en la violencia pura de la década de los años ochenta", señala el autor nacido en Bogotá en 1973.

Vásquez, que no se siente en deuda literaria con su compatriota Gabriel García Márquez, aclara que El ruido de las cosas al caer no pertenece a la familia de la narcoliteratura ­"aunque allí hay muchas novelas admirables", se apura en agregar­ y enfatiza que su novela explora el sentido más íntimo de aquella violencia colombiana que no tiene intención política, y el miedo que le ocasionó a él y a sus contemporáneos haber crecido en el país suramericano durante esos momentos difíciles.

Vásquez ha publicado con Alfaguara 2 novelas: Los informantes, que fue elegida en su país natal como una de las más importantes de los últimos 25 años y fue finalista del Independent Foreign Fiction Prize, e Historia secreta de Costaguana, galardonada con los premios Qwerty a la Mejor Novela en Castellano y el de la Fundación Libros & Letras de Bogotá y está actualmente en la lista de las finalistas al Independent Foreign Fiction Prize, que se anunciará el 26 de mayo en Londres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada