lunes, 10 de abril de 2017

FONDAZOS LÓGICOS

Silogismos fallidos contra el chavismo
Hermann Alvino

Silogismo 1:
Premisas:
- La MUD y afines piensan que el chavismo aceptará realizar elecciones presidenciales en 2018.
- La MUD y afines piensan que ganarán las elecciones.
Conclusión:
- El chavismo perdedor en dichas elecciones entregará al poder al ganador.
En qué falla el silogismo:
- En que nadie puede asegurar que el chavismo realizará elecciones presidenciales. El referendo revocatorio es el testimonio más reciente de ello.
- En que nadie puede asegurar que la oposición ganaría las elecciones, porque ni irá unida -para obtener la más alta votación, indispensable para hacerse con la victoria-, ni irá con los candidatos más arraigados hasta el presente, de los cuales uno está inhabilitado, otro detenido y ya inventarán algo para hacerlo sufrir más aún, y sigue la escabechina de candidatos.
- Porque no está asegurado que el candidato del chavismo sea Maduro, pudiendo lanzar a alguien más tragable para motivar el voto afín.
- Porque podrá haber fraude –aunque aún hay quienes no se lo creen…
- Y porque de perder las elecciones, el chavismo no necesariamente entregaría el poder –excusas para ello sobrarán.

Silogismo 2:
Premisas:
- La MUD y afines piensan que en las fuerzas armadas activas hay militares demócratas.
- La MUD y afines piensan que una vez que se alcance cierto umbral de deterioro generalizado en el país, y que la deshonra misma de las fuerzas armadas también cruce cierto umbral, esos militares demócratas tendrían el suficiente arraigo en su institución como para generar un cambio de ésta hacia el respeto de una constitución, que aunque sea defectuosa y ambigua, se debe hacer respetar.
Conclusión:
- Las fuerzas armadas serán la garantía de que en caso de triundo opositor, éste será respetado.
En qué falla el silogismo:
- En que luego de casi veinte años de chavismo, por ley de vida y por ley militar los militares demócratas ya no están activos sino retirados, y sin ningún tipo de influencia.
- En que luego de casi veinte años de chavismo adoctrinador las nuevas camadas de oficiales y soldados no han conocido otra cosa que no sea el estilo de vida chavista, dentro del cual gozan de innegables privilegios que no pondrán en juego por defender a unos desconocidos, ni para dar un salto al vacío.
- En que los militares inquietos y díscolos con relación al chavismo están muy controlados, y se les amenaza debidamente para que pasen dócilmente su ciclo activo en la institución.
- En que luego de veinte años de chavismo acostumbrado a la mano tutora cubana, los militares han llegado a un equilibrio existencial, que se balancea entre esos privilegios derivados del poder que tienen dentro de todas las instituciones públicas -para abusar a su antojo y capricho-, el tenerse que calar órdenes de alto nivel estratégico emanadas por esos cubanos, y el soportar y apoyar al mismo Maduro y una corte de ineptos que ni siquiera tienen la preparación de dichos oficiales –ya muy deficiente, que es mucho decir-. Que un oficial serio acepte compartir el poder con gentuza como Iris Varela o el mismo Cabello, es un síntoma de la degeneración espiritual y existencial de las fuerzas armadas venezolanas.

Silogismo 3:
Premisas:
- La MUD y afines piensan que en caso de victoria electoral presidencial, las fuerzas armadas obligarán al chavismo a entregar el poder.
- La MUD y afines piensan que de no entregar el poder, tanto el chavismo como las fuerzas armadas estarán sometidas a una enorme presión internacional que a la postre los hará ceder en sus pretensiones de continuar su hegemonía.
Conclusión:
- La misma que en el silogismo anterior; que el eventual triunfo opositor se respetará.
En qué falla el silogismo:
- En que las fuerzas armadas, ni son ni serán neutrales en ninguna contienda electoral donde esté en juego el poder del chavismo, por la sencilla razón de que ellas mismas son parte fundamental y mayoritaria de dicho poder.
- En que las presiones internacionales no le preocupan a ningún dictador, ni régimen autoritario –ejemplos como el de Siria, Irán o Corea del Norte son prueba de ello-. Además, no estamos viviendo aquellos años 60 donde tanto Betancourt como los miembros de la OEA tenían el guáramo para expulsar a los países de la región dominados por dictaduras. Actualmente todos se cuidan, y cuidan sus alianzas internas y sus respectivos electorados, cambiando la ética de las relaciones internacionales por la conveniencia electoral de cada uno.

Silogismo 4:
Premisas:
- La MUD y afines piensan que la solución es electoral y pacífica.
- La MUD y afines piensan que esa solución también la creen los millones de venezolanos decentes de a pie.
Conclusión:
- La MUD siempre podrá contar con esa porción demócrata del país.
En qué falla el silogismo:
- En que a estas alturas es obvio que la solución no será ni electoral ni pacífica, quedando solo por determinar cuál será el nivel de violencia para defenestrar al chavismo del poder.
- En que a estas alturas el número de venezolanos de buena voluntad que realmente cree en una salida electoral, legal y pacífica es ínfimo, al tiempo que le dan la espalda a las declaraciones políticamente correctas –cuando no banales- de la MUD, sobre la paz, amor y elecciones que serán la solución a la pesadilla.
- En que –al margen de lo comentado en las fallas de los anteriores silogismos-, no puede haber solución electoral ni pacífica si en la oposición no hay conducción política, ni ideas para gobernar, ni plan de país, ni un intenso trabajo de base para debatir y consensuar dichas ideas, ni mucho menos un proyecto que supere al rentismo -aún cuando éste colapse por el irreversible deterioro de nuestra industra petrolera.
- En que la MUD sigue teniendo como target político a esa clase media y empresarial que en su momento permitió que los partidos tradicionales perdieran la República, sin percatarse que esa misma clase media, y las fuerzas fácticas que constituyeron su mayor fortaleza, por ley de vida y por empobrecimiento progresivo ya no existen. La oposición real está realenga, y gira alrededor de esos millones de jóvenes que están manifestándose cada vez con mayor frecuencia, sin ideas ni conducción, solo motivados por un inconformismo existencial que ni siquiera saben definir ni cuantificar, a causa de la pobre preparación y formación a los que los sometió la política educativa chavista. La anarquía está a la vuelta de la esquina, impulsada por ese inconformismo, el hambre, las enfermedades y la pobreza.

Silogismo 5:
- La MUD y afines creen que sus organizaciones partidistas, validadas mediante el filtro caprichoso del CNE, serán aceptadas como tales por la dictadura.
- La MUD y afines creen que sus organizaciones partidistas podrán dirimir sus liderazgos para así presentarlos ante el país a la hora de las elecciones, sean locales, estatales o nacionales.
Conclusión:
- Los partidos no afectos ala dictadura podrán profundizar su labor opositora.
En qué falla el silogismo:
- Al margen de las consideraciones anteriores sobre la flexibilidad chavista para mover fechas electorales, y eventualmente no llevarlas a cabo, la inhabilitación de Capriles confirma que el chavismo no está dispuesto a perder el control sobre la vida interna de los partidos importantes, al menos en lo fundamental, como es la viabilidad para que éstos proyecten a sus dirigentes más allá de lo tolerable. El chavismo ha sabido turnar y articular al TSJ, al CNE, a la Fiscalía, y a la Contraloría, para inertizar a los partidos de la MUD, al tiempo que éstos seguían y siguen, creyendo en que todavía queda algún oasis de legalidad en dichos organismos. No es así, y ahora solo falta buscarle la caída a Ramos Allup para terminar de descabezar a esa MUD.
- En que si el chavismo es capaz de inhabilitar a Capriles basándose en criterios muy débiles, también será capaz de ilegalizar cualquier partido político que sospeche pueda crcer más de la cuenta.

Silogismo 6:
- La MUD y afines creen que con las movilizaciones populares masivas, combinadas con la presión internacional, el régimen estará obligado a mover ficha y abrirse al escenario electoral.
- La MUD y afines creen que esas movilizaciones serán cada vez más fercuentes hasta el punto de colapsar a la dictadura.
- Conclusión:
- Hay que intensificar la movilización popular.
En qué falla el silogismo:
- En que ninguna movilización popular y masiva tumba dictaduras si no dispone como sustrato de una fuerza física real –léase las fuerzas armadas-. Los millones de venezolanos que salen a la calle indefensos son solo pasto del gas colorado que ahora está de moda entre los esbirros chavistas. Bastan pocos tiradores expertos, y muchos malandros chavistas armados para herir, asesinar y dispersar a la gente. Recordemos el episodio del Puente Llaguno. Ni siquiera las guerrillas colombianas, argentinas, chilenas fueron capaces de tomar el poder –eso solo fue posible en Cuba y Nicaragua, y por motivos muy particulares que dejaremos de lado por ahora.
- En que a la hora de decidir, esos millones de manifestantes saben que sus líderes se echarán para atrás. Recordemos la noche aquella cuando Capriles no se atrevió a reclamar su presidencia.
- En que la movilización sin organicidad es presa fácil de la represión.
- En que se cree que quienes manifiestan estará dispuestos a todo, a llegar a Miraflores, a arrasar con todo, cuando la verdad es que -siendo el miedo legítimo y necesario- eso no es realista, puesto que para la gran mayoría de manifestantes ya no tan jóvenes, esa actividad ya está arraigada como una simple terapia de masas, sin la continuidad lógica de una huelga nacional extrema, algo que solo ha sido posible en lugares especiales y con gente algo diversa del venezolano actual, como en Polonia y la India.
Como conclusión, al menos en una primera aproximación:
- La MUD sigue con más de lo mismo, algo que desde hace quince años está comprobado que no funciona.
- Cada vez se confirma que la salida no será ni electoral ni pacífica.
- Que las manifestaciones carecen de efecto real si no van acompañadas por un instrumento de disuasión creíble, que puede ser la violencia extrema a cualquier precio, o una huelga capaz de hasta hacerle pasar hambre a los misnmos jerarcas chavistas.

Fuente:
https://vivalapolitica.wordpress.com/2017/04/09/silogismos-fallidos-contra-el-chavismo/
Fotografía: Jaime Ballestas (Facebook), quien apunta: "No hay nada hay mas frágil en este mundo que un motorizado tratando de disparar cuando le pegan un chinazo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario